Tecnología: objetivo fácil, no siempre la solución

El entorno empresarial actual es duro e implacable. Y cada vez lo es más. Al menos la mitad de las empresas visionarias que se exaltan en el clásico libro de Jim Collins Built to Last han perdido rendimiento y reputación en la década transcurrida desde su primera publicación. Uno de los factores contribuyentes que he observado es que pocos de los problemas difíciles que enfrentamos hoy son unidimensionales; lo que parece ser un problema tecnológico rara vez es que