Nuevos enfoques para la publicidad digital después de que ya no existan las cookies de terceros

Publicidad digital sin cookies

Con la reciente de Google anuncio que eliminará gradualmente las cookies de terceros en 2023 para lanzar Google Topics, el mundo de las cookies está en medio de una evolución. O un colapso, dependiendo de con quién hables.

Los anunciantes se inquietan en masa cuando se anuncia un cambio en el mundo digital. De repente, no hay leche ni pan en la tienda de comestibles y el Armagedón está sobre nosotros, o así es como reaccionan muchos anunciantes. Por lo tanto, dado que millones de profesionales de la publicidad actualmente confían en cookies de terceros para la publicidad dirigida, la eliminación gradual de Google será una gran catástrofe o una oportunidad pionera.

Un mundo completamente nuevo sin cookies

Las preocupaciones de pánico sobre la pérdida de datos de terceros en el pasado han resultado ser un melodrama. Sin embargo, se necesita inteligencia para adaptarse al cambio, y la eliminación gradual de las cookies no es una excepción. Es importante considerar cómo ajustar las estrategias publicitarias para que los anuncios funcionen sin cookies.

Muchas empresas ya lo están haciendo. En preparación para el retiro de las cookies de terceros, los jugadores digitales han pasado meses preguntándose qué soluciones pueden ser las más exitosas en el futuro. Varias empresas ya han probado como soluciones los datos de origen, los ID universales y los temas de Google, y las empresas encuentran su coincidencia o abandonan el barco por otra forma de publicidad.

Al probar cada uno (ya sea solo, una combinación o todos), su empresa puede decidir cuál, si es que hay alguno, es más beneficioso utilizar.

  1. Datos de origen – Volviendo a lo básico con datos propios nunca puede guiar a un anunciante mal. Esta conexión directa con los consumidores es la forma más confiable de saber cómo comercializar a un público objetivo, y la mayoría de los profesionales de los medios no se dan cuenta de cuánto tesoro tienen para trabajar. Las listas de correo electrónico, los CRM, las descargas de sitios, las redes sociales, las encuestas de clientes y varias otras formas de recopilar datos pueden existir dentro de una empresa, sin que esa empresa tenga que comprar información del consumidor de otras fuentes.
  2. ID universales , ID universales son identificadores únicos que reconocen a un usuario en varias plataformas. Presentan información asociada con ese usuario desconocido enmascarado a socios aprobados. A diferencia de las cookies de terceros, los ID universales abordan las preocupaciones de privacidad de los usuarios. Al mismo tiempo, los anunciantes pueden crear y compartir una identificación con información de primera mano para las necesidades de todo el ecosistema de publicidad digital. Esta identificación se puede usar en todos los medios: canales sociales, anuncios de Google, anuncios gráficos, anuncios publicitarios y televisión digital. Las identificaciones universales son como los Vengadores de todo lo digital porque permiten la identificación individual en toda la cadena de suministro de publicidad sin sincronizar las cookies.

    Pero hay una desventaja: usar identificaciones universales para orientar anuncios es costoso. Muchas marcas, e incluso agencias, no las verán como opciones porque sus presupuestos no se lo permitirán. Al reducir los objetivos a los comportamientos individuales, identificar a los consumidores y comprender sus viajes de consumo únicos (y emplear algo de inteligencia artificial para superar las preocupaciones sobre la información de identificación personal), los anunciantes pueden adaptar sus mensajes a las necesidades de los consumidores. Ellos, a su vez, satisfacen sus propias necesidades de manera más eficaz y eficiente.

  3. Abran paso a los temas de Google... Tal vez – Muchos anunciantes pensaron que una solución integral para las noticias sobre el desmoronamiento de cookies de Google los salvaría (lo cual es un poco irónico, el asesino y ¿el Salvador?). Sin embargo, muchos de esos anunciantes se sorprendieron cuando Google anunció que estaba abandonando las iniciativas de Aprendizaje federado de cohortes, o FLoC, para avanzar hacia la API de temas. En esencia, Temas es la misma orientación contextual antigua que ya está presente en el marketing publicitario, pero con un gran nombre nuevo grabado encima. Como era de esperar, los elogios por esta solución fueron efímeros.

    Los temas no parecen tan buenos como existen actualmente en la plataforma de Google Ads. Los anunciantes no están impresionados y sus resultados suelen ser demasiado generalizados para acercarse al nivel de orientación granular al que están acostumbrados. Por esa razón, los anunciantes están muy interesados ​​en las nuevas evoluciones que pueden surgir de este salvador de objetivos tácticos.

El futuro posterior a las cookies sigue siendo bastante brillante

Google que retira las cookies no provocará un apocalipsis. Las formas más nuevas y brillantes de segmentación ofrecerán a las agencias y profesionales de los medios excelentes formas de segmentar con éxito los anuncios a los consumidores en línea. Ya sea con orientación contextual, datos propios u otro método completamente diferente, el método exacto será un desafío que solo se superará con ingenio e innovación.

Con grandes datos viene un gran poder. Todavía vamos a poder apuntar; solo se verá un poco diferente para cada empresa. Sin embargo, comenzar de inmediato brindará la oportunidad más óptima para ganar tracción, así que no se demore.

¿Qué piensas?

Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan los datos de sus comentarios.