Live, Love, Laugh

ponderandoI’ve been doing a lot of thinking lately and waxing poetic with my son on life, parenting, work, relationships, etc. Life comes at you in stages and you’re forced to make decisions that you never wanted to.

Etapa 1: matrimonio

About 8 years ago it was my divorce. I had to figure out whether or not I could handle being a ‘weekend’ father or a single one. I chose the latter because I couldn’t possibly live without my kids.

During the divorce, I had to figure out what kind of man I was going to be. Was I going to be an angry ex-husband that dragged his ex in and out of court, bad-mouthed his ex to his kids, or was I going to take the blessing of having my kids and take the high road. I believe I took the high road. I still talk to my ex-wife often and even pray for her family at times I know they’re struggling. The truth is, it takes much less energy this way and my kids are much better off for it.

Etapa 2: Trabajo

At work, I’ve had to make decisions as well. I’ve left more than a few great jobs in the past decade. I left one because I knew I was never going to be what my boss wanted me to be. I left another one recently because I wasn’t personally fulfilled. I’m in a fantástico trabajo ahora that’s challenging me every single day… but I’m realistic that I probably won’t be here a decade from now, either.

It’s not that I have doubts, it’s just that I am more comfortable with my ‘niche’ in Marketing and Technology. I like moving quickly at work. When things slow down and companies need those skills that don’t interest me, I realize it’s time to move on (inside or outside). I have figured out that when I work on my strengths, I’m a much happier person than when I’m worrying about my weaknesses.

Etapa 3: Familia

I’m approaching 40 now and have come to a point in my life where I have to make decisions with my relationships as well. In the past, I’ve expended a lot of energy on having a family that’s ‘proud of me’. In many ways, their opinion was more important than my own. In time, I realized that they measured success much different than I ever did.

My success is measured by my children’s happiness, the quality and quantity of solid friendships, my network of associates, the respect I get at work, and the products and services I deliver every day. You might notice that title, fame or fortune weren’t in there. They were not, and won’t ever be.

As a result, my decision has been to leave people behind that are trying to drag me down instead of lift me up. I respect, love and pray for them, but I’m just not going to expend energy on trying to make them happy anymore. If I’m not successful in their opinion, they can keep their opinion. I’m responsable de mi felicidad y deben aceptar la responsabilidad de los suyos.

As a father, I’m thrilled with who my kids currently are, and I love them unconditionally. Our conversations on a daily basis are about what they succeeded at doing, not on their failures. That said, I am tough on my kids if they aren’t living up to their potential, though.

My daughter’s grades dropped significantly last week. I think the majority of it was that her social life had become more important than her school work. It pained her when she got her grades, though. She cried all day because she’s typically an A/B student. It wasn’t how disappointed I was that was apparent, it was how disappointed she was.

Katie loves leading in class and hates to be at the bottom. We made some changes – no visiting friends on weeknights and no make-up. Make-up was the tough one… I really thought she was going to burn holes in me with her eyeballs. Within the week, though, her grades started to come back. She’s not burning holes in me anymore, and even laughed at me the other day in the car.

It’s a tough high wire act, but I’m doing my best to accentuate the positive, not the negative. I’m trying to steer them in the direction of the beautiful sea, not always reminding them of the storm behind them.

As my kids grow comfortable with who they are, I grow more fond of who they are becoming. They amaze me every day. I have incredible kids… but I don’t have any misconceptions of who ‘I think they should be’ or ‘how they should act’. That’s for them to figure out. If they’re happy with themselves, their direction in life, and with me… then I’m happy for them. The best way I can teach them is by showing them how I am acting. Buddha said, “Whomever sees me sees my teaching.” I couldn’t agree more.

Etapa 4: Alegría

Recuerdo un comentario a while back from good ‘virtual friend’, William who asked, “Why do Christians always have to identify themselves?”. I never answered the question because I had to think a lot about it. He was right. Many Christians announce who they are with a ‘holier than thou’ attitude. William has every right to challenge folks on this. If you put yourself on a pedestal, be prepared to answer why you’re there!

I want people to know I’m Christian – not because it’s who I am but because it’s who I hope to be one day. I need help with my life. I want to be a kind person. I want my friends to recognize me as one who cared, put a smile on their face, or inspired them to do something different with their lives. As I sit at work working with a stubborn vendor or a bug that I’m troubleshooting in circles, it’s easy for me to forget the big picture and utter a few words. It’s easy for me to get angry at the people at the company that are giving me a hard time.

My (limited) view of the teachings I believe in tell me that those people at that other company are probably working hard, have challenges they’re trying to overcome, and they deserve my patience and respect. If I tell you I’m a Christian, it opens me up for criticism when I’m being a hypocrite. I am often a hypocrite (too often) so feel free to let me know that I’m not being a good Christian, even if you don’t have the same beliefs as me.

If I can figure stage 4 out, I’ll leave this world a very, very happy person. I know that I’ll experience true joy… I’ve seen that kind of joy in other people and I want it for myself. My faith tells me that this is something that God quiere me to have. I know that it’s something that is there for the taking, but it’s difficult to spurn bad habits and change our heart. I’ll keep working on it, though.

I hope this wasn’t too gushy a post for you. I needed to vent a little about my family issues and writing transparently helps me a lot. Perhaps it will help you, too!

13 Comentarios

  1. 1

    ¡Buena publicación! Y me encanta saber que no soy el único padre que castiga quitando el maquillaje. Mi hija cree que el delineador de ojos es su mejor amigo. Es asombroso lo rápido que "lo consigue" cuando no se le permite tenerlo. 🙂

    • 2

      Eyeliner es el enemigo del padre de un niño de 13 años. 🙂

      Creo que el maquillaje es una pendiente resbaladiza. Nunca he sido fanático de mucho maquillaje y mi teoría es que las mujeres lo usan cada vez más porque se vuelven insensibles a lo hermosas que son en realidad. Entonces ... si tienes 13 años, terminas pareciendo un Picasso cuando tienes 30.

      Con un descanso de maquillaje, espero que Katie pueda ver lo hermosa que es y luego usar menos.

      • 3

        Estoy de acuerdo. Aunque las habilidades del delineador de ojos de mi hija fueron muy útiles esta noche mientras me preparaba para la gala de los premios Crystal Heart del Heartland Film Festival. Ella proclamó que lo estaba “haciendo mal” y procedió a maquillarme los ojos con mucho gusto. Sí, no soy un gran fanático del maquillaje, sobre todo porque no me gusta dedicarle tiempo. Muchas mujeres que se lo ponen con una paleta deben dejar de hacerlo porque en realidad son muy hermosas por debajo. Eres un buen padre por intentar enseñarle a tu hija lo que realmente es la belleza.

  2. 4

    ¡Vaya, qué publicación, Doug! Me gusta mucho tu actitud.

    Sabes, hay una gran superposición entre el cristianismo y el Islam cuando se trata de valores familiares y sociales. Mucho de lo que dijiste en lo que creías ejemplifica muchas de las enseñanzas del Islam. Es curioso que a veces los que no son de Mulsim como tú hacen un mejor trabajo demostrando los valores islámicos que algunos musulmanes.

    ¡Así que por esto, los saludo! Mantenga la actitud positiva. Eres un gran bloguero, y seguro que suenas como un gran padre.

    • 5

      Gracias AL,

      Es gracioso que digas eso. He leído el Corán y tengo algunos amigos que son islámicos. Cada vez que nos reunimos encontramos muchas cosas en común entre nuestras religiones. Gracias también por tus cumplidos. No creo que sea tan buena madre como podría serlo, ¡pero lo estoy intentando!

  3. 6

    Lamento decirlo, pero esta publicación me tiene debatiendo si cancelar la suscripción o no, por algunas razones:

    1. Este es un blog sobre marketing (o esa es mi impresión). Si bien está bien agregar personalidad y está bien mencionar tus creencias, una publicación larga sobre religión me apagó.

    No me malinterpretes; la religión está bien y respeto tus creencias. Pero la religión es personal y realmente no creo que tenga un lugar en un blog de negocios. Si quisiera leer sobre religión, me suscribiría a blogs con opiniones religiosas.

    2. Escribir sobre una adolescente llorando todo el día por malas notas me hace sentir mal del estómago. La niña no está decepcionada, ¡lo más probable es que tenga miedo de tu reacción!

    3. Escribir sobre castigar a un niño por malas notas después de haber llorado todo el día (que no es una reacción normal de una adolescente) me hace sentir aún más enferma. Castiga a alguien cuando haya hecho algo mal y no te arrepientas, claro. Pero cuando alguien ha tomado una mala decisión, se ha dado cuenta, ha aprendido de ella y está listo para hacerlo mejor la próxima vez, déjelo así. Deje que la niña desarrolle confianza. Déjala hacerlo mejor porque quiere, no porque tenga miedo al castigo.

    Respeto que pueda o no estar de acuerdo conmigo. Pensé que le gustaría saber por qué esta publicación de blog no me dio en el clavo.

    • 7

      Hola James,

      Gracias por tomarte el tiempo de escribir. Si se siente obligado a cancelar la suscripción, lamento que se vaya, pero estoy de acuerdo con eso. Este no es un blog corporativo, es personal. Como tal, aconsejo a mis lectores sobre mi oficio, pero también soy transparente al transmitir mis creencias a mis lectores.

      Con el tiempo, me he hecho muy amigo de los lectores de mi blog, principalmente en parte por el hecho de que comparto mi trabajo y mi vida con mis lectores. Hago; sin embargo, mantengo mis publicaciones personales en mi categoría "Homefront" para que pueda evitar leerlas si lo desea.

      También respeto su opinión sobre lo que pasó con mi hija. Mi hija no está encerrada en ningún lado :), tiene una gran configuración ... teléfono celular, reproductor de mp3, computadora, televisión, etc., por lo que apenas es 'castigada', aunque quitarse el maquillaje fue lo que la puso difícil. Te puedo garantizar que no me tiene miedo. Puede que se enoje si cree que me decepcionó, pero nunca le he dado a Katie una razón para estar "asustada".

      No estoy tan seguro, a los 13 años, debería haberle permitido maquillarse, pero es una buena chica con buenas notas y una gran actitud, así que trato de darle la libertad que quiere. Cuando me muestra que puede manejarlo, nunca le pongo límites. Si eres padre, sabes lo difíciles que son estas situaciones.

      ¡Espero que te quedes y me conozcas! Hay buena información en este blog y me encanta compartir lo que aprendo en la industria.

      Aclamaciones,
      Doug

  4. 8

    Muy bien, Doug. También tengo un blog de negocios con una categoría llamada "Divagaciones personales" para el mismo tipo de cosas. El diseño y la cobertura del sitio hasta ahora me habían dado la impresión de que se trataba de un blog estrictamente empresarial.

    Me encuentro en una posición muy extraña en Internet. Soy canadiense, y nuestra cultura tiende a ser mucho más tranquila sobre la religión que nuestros vecinos estadounidenses, muchos de los cuales tienden a ser bastante extremistas (en mi opinión, y no digo que usted sea extremista). Respeto las creencias de las personas y también tengo las mías, simplemente no me gusta que me alimenten a la fuerza.

    Desafortunadamente, ese extremismo me ha dejado muy cauteloso de ser golpeado por la Biblia, y mi radar para los golpes entrantes parece estar configurado en alta sensibilidad. Así que si no me golpean aquí, me quedaré. ¿Trato justo?

    En cuanto a las hijas ... Es bueno saber que reconoces que los adolescentes necesitan esa libertad y gracias por aclarar eso. Creo firmemente que cuanto más apretada es la correa, más problemas se plantean los padres. Tampoco “entiendo” padres que ejerzan una mano dura con sus hijos. Simplemente no es la respuesta.

    Y ... tengo un niño de 14 años y un niño pequeño, para poder identificarme con los desafíos de la paternidad y el poder del maquillaje.

    Gracias de nuevo por su respuesta. Tuve un poco (está bien, un montón) de una reacción instintiva a la publicación, así que para compartir un poco sobre mí para que no pienses que soy un completo imbécil, lee mi publicación sobre las reacciones instintivas.

    • 9

      A los estadounidenses nos gusta poner todo en la cara de todos: guerra, riqueza, tecnología, música, religión ... lo que sea y estamos orgullosos de lo mal que lo arruinamos. Cuando uno de nosotros es sincero, es difícil tomarnos en serio.

      Viví en Vancouver durante 6 años, donde me gradué de la escuela secundaria. De hecho, el lado de la familia de mi mamá son todos canadienses. Mi abuelo es un oficial retirado de las fuerzas canadienses. Soy un gran admirador de Canadá y todavía puedo cantar el himno (en inglés, olvidé la versión en francés). Mi madre es quebequense, nacida y criada en Montreal.

      ¡Bromeo con mis compañeros de la escuela secundaria que Estados Unidos no podría pedir un toque mejor que Canadá!

      Gracias por su atenta respuesta ... Nunca lo tomé de esa manera en absoluto.

  5. 10
  6. 12

¿Qué piensas?

Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan los datos de sus comentarios.