¿Está su organización lista para utilizar Big Data?

Big Data

Big Data es más una aspiración que una realidad para la mayoría de las organizaciones de marketing. El amplio consenso sobre el valor estratégico de Big Data da paso a la gran cantidad de cuestiones técnicas necesarias para estructurar un ecosistema de datos y dar vida a la información nítida basada en datos en comunicaciones personalizadas.

Puede evaluar la preparación de una organización para aprovechar Big Data analizando las capacidades de una organización en siete áreas clave:

  1. Visión estratégica es la aceptación de Big Data como un contribuyente fundamental para alcanzar los objetivos comerciales. Comprender el compromiso y la aceptación de C-Suite es el primer paso, seguido de una asignación de tiempo, enfoque, prioridad, recursos y energía. Es fácil hablar lo que se habla. Busque la desconexión frecuente entre los altos ejecutivos que toman decisiones estratégicas y los científicos de datos de nivel de trabajo, los analistas de datos y los especialistas en marketing centrados en datos que realmente hacen el trabajo. Con demasiada frecuencia, las decisiones se toman sin suficientes aportes a nivel de trabajo. A menudo, la vista desde arriba y la vista desde el medio son radicalmente diferentes.
  2. Ecosistema de datos puede ser un obstáculo o un facilitador. Muchas empresas están atrapadas por sistemas heredados e inversiones hundidas. No todas las empresas tienen una clara visión de futuro asignada a la plomería existente. Con frecuencia, existe fricción entre los administradores técnicos del panorama de TI y los usuarios comerciales que aumentan los presupuestos relacionados. En muchos casos, la visión de futuro es una colección de soluciones. Además de la confusión, más de 3500 empresas ofrecen todo tipo de soluciones tecnológicas que hacen afirmaciones similares, utilizan un lenguaje similar y ofrecen ofertas similares.
  3. Gobierno de datos se refiere a comprender las fuentes de datos, tener un plan de ingestión, normalización, seguridad y priorización. Esto requiere una combinación de medidas de seguridad ágiles, un régimen de permisos claramente definido y vías de acceso y control. Las reglas de gobierno equilibran la privacidad y el cumplimiento con el uso flexible y la reutilización de datos. Con demasiada frecuencia, estas cuestiones se confunden o se mezclan por las circunstancias en lugar de reflejar políticas y protocolos bien diseñados.
  4. Analítica aplicada es un indicador de qué tan bien se ha implementado una organización analítica recursos y es capaz de aplicar la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. Las preguntas críticas son: ¿una organización tiene suficientes analítica recursos y cómo se están implementando? Son analítica integrado en los flujos de trabajo estratégicos y de marketing, o aprovechado de forma ad hoc? Son analítica ¿Impulsando decisiones comerciales clave e impulsando eficiencias en la adquisición, retención, reducción de costos y lealtad?
  5. Infraestructura de tecnología evalúa el software y las estructuras de datos que se utilizan para ingerir, procesar, limpiar, proteger y actualizar los torrentes de datos que fluyen hacia la mayoría de las empresas. Los indicadores clave son el nivel de automatización y las capacidades para normalizar conjuntos de datos, resolver identidades individuales, crear segmentos significativos y tomar y aplicar continuamente nuevos datos en tiempo real. Otros indicadores positivos son las alianzas con ESP, la automatización del marketing y los proveedores de computación en la nube.
  6. Desarrollo de casos de uso mide la capacidad de una empresa para utilizar realmente los datos que recopila y procesa. ¿Pueden identificar a los "mejores" clientes? predecir las próximas mejores ofertas o nutrir a los posibles leales? ¿Tienen mecanismos industrializados para crear mensajes personalizados, realizar microsegmentación, responder al comportamiento en los medios móviles o sociales o crear múltiples campañas de contenido distribuidas a través de muchos canales?
  7. Abrazando a los hombres matemáticos es un indicador de la cultura empresarial; una medida del apetito genuino de una organización por explorar, adoptar y adquirir nuevos enfoques y nuevas tecnologías. Todo el mundo lanza la retórica de la transformación digital y de datos. Pero muchos temen a las armas de destrucción masiva (armas de alteración matemática). Muchas menos empresas invierten el tiempo, los recursos y el efectivo para hacer de la centralización de datos un activo corporativo fundamental. Llegar a la preparación de Big Data puede ser largo, costoso y frustrante. Siempre requiere cambios significativos en actitudes, flujos de trabajo y tecnología. Este indicador mide el verdadero compromiso de una organización con los objetivos futuros de uso de datos.

Darse cuenta de los beneficios de Big Data es un ejercicio de gestión del cambio. Estos siete criterios nos permiten tener una visión clara de en qué parte del espectro de transformación se ubica una organización determinada. Comprender dónde se encuentra y dónde quiere estar puede ser un ejercicio útil pero aleccionador.

 

¿Qué piensas?

Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan los datos de sus comentarios.