De la personalización a la inteligencia emocional de alta definición

Tiempo de leer: 3 minutos Las personas con alta inteligencia emocional (EQ) son muy queridas, muestran un rendimiento sólido y, en general, tienen más éxito. Son enfáticos y tienen buenas habilidades sociales: muestran conciencia de los sentimientos de los demás y manifiestan esta conciencia en sus palabras y acciones. Pueden encontrar puntos en común con una amplia gama de personas y fomentar relaciones que van más allá de la simpatía y la capacidad de llevarse bien. Lo logran notando y analizando